• Kinebiomagnética

    Integración del Par Biomagnético, Biomagnetismo Holístico y la Kinesiología

    Nivel INivel II
  • Numerología

    Curso de Numerología en Base 22

    Ver información
  • CURSO DE TIC®

    Técnicas de Integración Cerebral

    Ver información

Terapias individuales

Pasamos consulta a diario en Madrid. Pide cita llamando al 651 64 68 56 o escribiendo a terapiasdeavanzadaspain@gmail.com

Cursos por toda España

Realizamos formaciones en nuestro Centro de Madrid y también en diferentes puntos de España. Consulta el Calendario.

Tienda online

Disponemos de diferentes materiales a la venta. Puedes comprar imanes, lámparas, libros. Puedes realizar ahora tu pedido en nuestra tienda (próximamente).

Presentación

Aunar Terapias se dedicada a la integración de terapias con una base en común, la de trabajar de forma holística buscando los orígenes de las perturbaciones que provocan los síntomas o enfermedades.

La experiencia nos demuestra que no existe una única terapia que abarque todas las patologías, ya lo que a un paciente le va bien puede que a otro no le funcione. Siguiendo el lema de hípócrates, “ No hay enfermedades, solamente hay enfermos”, Aunar Terapias se presenta como búsqueda del camino de la salud, trabajando con seres únicos y no con enfermedades.

Para ello partimos de la base holística de que el ser humano es la interacción energética, mental, emocional, espiritual y física.

El hombre es un mar de informaciones que van fluyendo, y cuando estás se bloquean hacen su aparición las enfermedades o los síntomas.

Hay muchas energías que pueden sacarnos del camino de la salud, que denominamos estresores (neologismo con el que se engloban todos los factores que nos pueden hacer sacar de nuestro eje y llevarnos a tener síntomas o a enfermar).

Estresores más habituales

Geopatías

La palabra geopatia es la unión de dos vocablos “geo” (Tierra) y “pathos” (enfermedad, sufrimiento) se utiliza para denominar aquellos lugares, en los que tras largas permanencias sobre los mismos, pueden contribuir a la evolución degenerativa de una enfermedad e incluso a ser la causa directa de la misma. Pueden tener diferentes orígenes:

Terrestres: líneas Hartmann y Curry.
Radiactivas: fallas, gas radón, centrales nucleares y radiografías.
Electromagnéticas: aparatos eléctricos y electrónicos y tomas de tierra del sistema eléctrico de nuestras casas.
• Las procedentes de las venas de agua subterráneas o aguas sin movimiento.
• Las producidas por el hombre: antenas de radio, de telefonía móvil, campos eléctricos, wifi…

Cicatrices

Cicatrices: cortes físicos y energéticos que afectan a nuestras facies y bloquean los meridianos de acupuntura provocando multitud de síntomas: operaciones, piercings, tatuajes, pendientes, vacunas, episiotomías, etc.

“Sin piel no sabemos qué es lo de dentro y qué es lo de fuera”.
“Sentir a través de la piel es una de las cosas más bellas de la vida”.

Todos tenemos cicatrices que nos acompañarán para siempre porque son señales de vivencias integradas o no superadas. La primera cicatriz viene con el nacimiento, el ombligo la separación de la madre, la conexión con la vida fuera del vientre materno y que expresa el mundo emocional de cómo se cortó el cordón umbilical.

Hoy en día se sabe que hay que esperar a cortarlo hasta que deje de latir, así como que es mucho mejor si esta desconexión la realiza la madre como en la naturaleza. Y aunque también puede hacerlo el padre como símbolo de amor a su hijo, lo ideal es que sea la propia madre quien lo haga como inicio de independencia.

El ombligo es una cicatriz muy emocional y al testarlo, se puede ver la relación con la madre y si por ejemplo había vueltas de cordón en el nacimiento.

El nacimiento y la cicatriz están unidos al igual que nacer y morir. Las cicatrices pueden desarrollarse bien y ser sanas o quedarse como tóxicas con todos los trastornos que puede conllevar. Si son sanas no habrá ningún problema con ellas, pero de ser tóxicas pueden acarrear multitud de síntomas.

Una cicatriz patológica no tratada puede suponer un obstáculo para la curación y bloquear las terapias que se estén realizando, incluso por sí sola pueden provocar patologías.

La cicatriz es un corte a nivel de los tejidos celulares, esta lesión implica un cambio en la información de las membranas celulares, ya que se cambia la polarización de los tejidos registrada a nivel del córtex. La circulación de la energía se encuentra perturbada en la cicatriz, consume energía, provoca estrés al sistema y nos resta capacidad de adaptación al medio pudiendo traer como consecuencia diversas patologías y muy especialmente una pérdida en la flexibilidad en el cuerpo.

Esta flexibilidad se puede llevar a todos los sistemas porque provoca un estrés continuo para nuestro organismo. He sido testigo de grandes cambios a nivel cognitivo después de haber corregido una cicatriz tóxica, ya que las cicatrices nos pueden quitar flexibilidad no sólo física sino mental.

Recuerdo a Blanca a la que tras quitarle tres cicatrices tóxicas era capaz de comprender chistes o el sentido de la ironía, cosa que antes le era imposible. Logró entender chistes que esa misma mañana le eran indescifrables, era como si su mente hubiera cambiado tan sólo con equilibrarle esas tres cicatrices. No es difícil imaginar el gasto energético que le suponían.

Las cicatrices pueden ocasionar problemas a nivel facial, energético, emocional y bioquímico. Es como si el cuerpo no reconociera esa parte del cuerpo, ya que en muchos casos los hemisferios cerebrales pierden la conexión y uno de ellos se queda bloqueado ante la información de la cicatriz.

La piel es un elemento fundamental de la estereocepción corporal y el soporte de los meridianos y puntos de acupuntura. Por lo que cualquier cicatriz dérmica puede provocar patología aunque su aspecto sea saludable con independencia de su tamaño.

Desde el punto de vista energético, las cicatrices provocan interferencias y en ocasiones, dependiendo de la localización, pueden incluso cortar algún meridiano, constituyendo un estrés muy importante para el cuerpo. La resistencia eléctrica de la piel normal es de 50 KOhm, esta cifra se incrementa a 100 – 150 KOhm a nivel de la zona de la cicatriz, y si se convierte en un campo disrupcional energético, el valor de la medición se dispara a 1000 – 1500 KOhm.

Desequilibrios posturales por acción sobre los esteroceptores cutáneos: el sistema tónico postural consta de una serie de receptores entre los que se encuentra la piel. Las cicatrices mandan información a los centros superiores, que responden transmitiendo una respuesta eferente a los músculos estriados, cuyos receptores situados a nivel de los tendones (aparato de Golgi), pueden provocar un reflejo miotático que modifique la postura. Una cicatriz medial anterior puede asimismo
provocar un desequilibrio anterior del centro de gravedad corporal, asociado generalmente a un plano escapular anterior; y una cicatriz lateral, inducir a rotaciones posturales.

Algunas cicatrices hipertrópicas pueden provocar desequilibrios metabólicos debido a una secreción de adrenalina inducida por el cierre brusco de los capilares arteriovenosos. Pudiendo ser las consecuencias clínicas dispares, desde una distonía neurovegetativa a una espasmofilia. Por diversos motivos algunas cicatrices, pueden convertirse en tóxicas, conllevando variados problemas físicos e incluso emocionales muy difíciles de relacionar con la cicatriz sin el test muscular
de kinesiología. Las cicatrices pueden ser reservorios de virus, bacterias, parásitos, hongos o diversos microorganismos, y hasta que no se equilibra el campo magnético, seguirán mostrándose síntomas muy difícilmente relacionados para cualquier persona que se dedique a la noble tarea de ayudar a encontrar la salud de sus congéneres. Con la kinesiología o el test muscular se pueden relacionar síntomas con cicatrices, y con la kinebiomagnética realizar una desinterferencia de los
campos magnéticos interferidos.

Síntomas o patologías de cicatrices tóxicas:

• Aversión y malestar al contacto con la cicatriz.
• Picores.
• Sensibilidad distinta con respecto a zonas contiguas a la cicatriz.
• Partes insensibles.
• Sensación de ardor.
• Molestia ante los cambios climáticos.
• Dolor al contacto, incluso aparición de gránulos e inflamación.
• Cicatrización lenta e infección, sobre todo si ha sido intervenida varias veces.
• Falta de flexibilidad en la zona de la cicatriz y en todo el cuerpo al bloquear las facias del cuerpo.
• Color diferente a la piel (de muy pálida a muy rojiza) más cercana o a lo largo de la cicatriz.
• Queloides, lesiones de la piel por un crecimiento exagerado del tejido cicatricial.
• Fracasos en el tratamiento homeopático, acupuntor o de otra índole.
• Disminución del rendimiento deportivo de élite.
• Trastornos funcionales debidos a una espasmofilia como son los acufenos, la disfagia y la sensación de globo. La cirugía tiroidea puede ocasionar disfagia debido a una cicatriz disruptiva.
• Patologías endocrinas crónicas como diabetes.
• Descompensación de la tensión arterial, tanto hipertensión como hipotensión ortostática.
• Distonía neurovegetativa.
• Cefaleas y migrañas crónicas.
• Cansancio y fatiga corporales.
• Alergias que pueden fluctuar desde una simple rinitis a un asma.
• Alteraciones metabólicas como la obesidad.
• Cenestesias y sensaciones diversas, ya que una cicatriz disruptiva puede ser tanto hiperestésica como hipoestésica e incluso anestésica.
• Eccemas.
• Alteraciones del equilibrio y de la postura en bipedestación por afectación del sistema tónico postural.

Alimentación

Alimentación: una alimentación no adecuada suele ser la causante de multitud de enfermedades o de la predisposición a estas mismas. Por lo que conocer cuáles son los alimentos sanos, los intolerantes o los que pueden constituir nuestra medicina, será muy útil en el mantenimiento de la salud.

Intolerancias y alergias

Intolerancias y alergias alimenticias, respiratorias y de contacto que pueden provocar síntomas, y a menudo bloquear nuestra energía sin que seamos capaces de advertir que todos esos síntomas están relacionados por los alimentos, lo que inhalamos o lo que tocamos. Los más habituales son el huevo, el gluten, los lácteos, el trigo, el pescado, el polen, el látex…

Emociones y traumas emocionales

Emociones y traumas emocionales: cuando las emociones, que son el lenguaje neurofisiológico del cuerpo, se encuentran bloqueadas, pueden constituir la causa de cualquier síntoma, consumir un gasto energético muy elevado y ser los resonadores de los sucesos que nos ocurren día a día.

Es interesante señalar que podemos heredar las emociones de nuestros ancestros (en forma de información no integrada, creando programas de comportamiento y tendencias a enfermar) es lo que se denomina epigenética a si que las experiencias de los antepasados recientes , dejan cicatrices moleculares que se adhiren a su ADN.

La emociones en el útero materno (etapa crítica, junto con el momento del parto donde las emociones de la madre, en forma de miedo, tristeza, culpa, ira… contaminarán el líquido amniótico). El momento del nacimiento, el ciclo vital y lo que proyectamos a futuro pueden condicionar nuestra vida.

Los seres humanos bailamos al son de la energía de todas esas emociones por lo que es de suma importancia integrarlas para no ir perdiendo el paso de forma constante.

Bloqueos psicosomáticos

Bloqueos psicosomáticos: los procesos de origen psíquico tienen una influencia somática, es decir, en el cuerpo, y por ello, muchas de las enfermedades pueden ser el resultado de somatizaciones de lo ocurrido en nuestra vida uterina y durante todo nuestro ciclo vital, de pensamientos futuros y emociones de nuestros antepasados, e incluso de la de nuestros coetáneos fruto de la empatía.

Sistema de creencias

Sistema de creencias: junto con las emociones, las creencias mueven el mundo, y para bien o para mal, saber cuáles son nuestras creencias patológicas y poder equilibrarlas nos puede ayudarnos mucho en nuestra capacidad de adaptación .

Energías negativas inteligentes

Energías negativas inteligentes: emociones como la ira, los celos o la envidia pueden ser dirigidas hacia nosotros y ser las causantes de muchas enfermedades.

Metales pesados

Metales pesados: debido a la creciente industrialización y a la cada vez mayor contaminación, nuestro organismo tiene cada vez más dificultad para drenar los diferentes tóxicos, mostrando multitud de síntomas.

Los metales pesados más comunes son: aluminio, arsénico, cobre, mercurio, níquel y plomo.

Vacunas

Vacunas: tema éste muy delicado, ya que aunque en algunos casos nuestro cuerpo necesita de ellas para poder protegerse de posibles infecciones, en otros, al testarlo con kinesiología, las rechaza al relacionarlas con una cantidad nada desdeñable de síntomas.

Bloqueos físicos

Bloqueos físicos: que impiden la normalidad de las funciones físicas, energéticas, emociones.

Virus, bacterias, parásitos y hongos

Virus, bacterias, parásitos y hongos: por cada célula hay una proporción nueve veces mayor de estos, y de alterarse, aparecerán los síntomas, por lo que si éste ecosistema está equilibrado, estos no aparecerán o lo harán en menor medida.

Tóxicos

Tóxicos: edulcorantes, plaguicidas, tóxicos químicos, etc.

Bases Terapéuticas

  • Psicología

    Psicología aplicada a las nuevas neurociencias (como las Técnicas de Integración Cerebral TIC) basadas en el equilibrio de los hemisferios cerebrales y el cuerpo callosos para integrar la información que haya podido quedar bloqueada por los traumas emocionales.

  • Acupuntura sin agujas

    Acupuntura sin agujas mediante tratamientos magnéticos.

  • Homeopatía

    Homeopatía, el tratamiento de las energías de los minerales, de las plantas y de los seres vivos para equilibrar las distorsiones energéticas

  • Kinesiología

    Kinesiología como método para poder comunicarnos con el cuerpo y el inconsciente del paciente.

  • Nutrición

    Nutrición, para conocer qué alimentos son los adecuados para y cuáles pueden ser tóxicos o funcionar como nuestra medicina.

  • Ortomolecular

    Nutrición ortomolecular: vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos, omega 3, omega 6, prebióticos y probióticos.

  • Fitoterapia

    Fitoterapia, hierbas y combinados de hierbas que nos ayudan a equilibrar nuestros terrenos patológicos.

  • Iridiología

    Iridiología nos muestra los terrenos biológicos para ver los posibles desequilibrios de hoy o mañana.

  • Psicosomática

    Psicosomática que a través de los síntomas, estudia cuáles pueden ser las emociones que estén relacionadas con ellos para poder liberarlas.

  • Osteopatía

    Osteopatía método de tratamiento de los bloqueos físicos que impiden la normalidad de las funciones físicas, energéticas y emocionales.

  • Microscopia

    Microscopia del campo oscuro y campo claro como otra manera de estudiar el terreno biológico.

  • Kinebiomagnética

    Kinebiomagnética -integración del par biomagnético, biomagnetismo holístico y la kinesiología-.

  • TIC

    TIC (Técnica de Integración Cerebral) que integra las emociones a través de los hemisferios cerebrales.

  • EMDR

    EMDR (técnica de movimientos oculares). Para reprocesamiento de traumas emocionales.

  • EFT

    EFT (técnica de liberación a través de los meridianos de acupuntura).

Todas las terapias con las que trabajamos pueden realizarse de forma individual o combinándolas para así mejorar su eficacia.

Y como no entendemos la enseñanza sin la consulta, ofrecemos ambas, tanto la consulta clínica, como la enseñanza de las diferentes técnicas que han resultado eficaces en la práctica clínica, ya que lo que enseñamos es lo que hacemos diariamente con nuestros pacientes.

Lo que dice la gente sobre Aunar Terapias

Tamar

Manuel ha ayudado y sigue ayudando a muchas personas, entre las que me incluyo.

Tamar
Estela

Manuel es un crack q ayudo a mi hijo a sobrevivir!!!

Estela
Sebastián

Una gran persona. Una solución más para tener muy en cuenta cuando no encontramos remedio a la patología o molestias. De tu conejillo de Indias.
Muchas gracias por tu ayuda

Sebastián
Cristóbal

Un gran formador y terapeuta que cuenta con un equipo de profesionales excepcional.

Cristóbal
X